Agama

Liderazgo: ¿Nueva normalidad?

Liderazgo: ¿Nueva normalidad?

¿Nueva normalidad o volver a lo anterior?

Desde hace algún tiempo las organizaciones han comenzado el regreso paulatino a las oficinas, debiendo incluso transformar los espacios de trabajo para responder a las medidas dispuestas en torno al COVID-19.

 

Surge así la modalidad del trabajo híbrido, como una solución para tomar lo mejor de los dos mundos:

x El trabajo remoto, con mayor capacidad de concentración, ahorro en tiempos de traslado y la posibilidad de mantener los espacios familiares que se recuperaron en la pandemia.

x El trabajo presencial, que facilita la interacción espontánea en un espacio compartido donde poder conocerse, intercambiar ideas y resolver situaciones complejas.

Cuando les pregunto a los líderes cómo realizan esta transición a la nueva etapa, la respuesta suele ser “tengo que buscar un sano equilibrio entre las dos modalidades”.

 

Hasta ahora me ha sido difícil encontrar claridad en sus respuestas sobre cómo lograr ese equilibrio y se escucha más el volver a la manera de trabajo anterior al 2020. Pero las necesidades de regresar a la oficina en esta modalidad híbrida son diferentes y ninguno de nosotros es igual después de haber atravesado dos años de pandemia.

 

De acuerdo con el estudio realizado por Gallup sobre cómo los empleados de todo el mundo experimentaron la vida y el trabajo en 2020 (State of the Global Workplace 2021 Report), a nivel global el compromiso de los empleados disminuyó de un 22% en 2019 a un 20% en 2020, lo que implica un impacto en la rentabilidad, productividad, ventas, seguridad y retención en las organizaciones. 

 

Esto significa que el 80% de los empleados (ocho de cada diez), no están comprometidos o están activamente desvinculados en el trabajo. Otra forma de entender la relevancia que estos datos tienen es considerar que ha costado 10 años incrementar un 10% el valor alcanzado en el 2019 y en un año hemos perdido un 2%. 

 

De acuerdo con Gallup los gerentes representan el 70% de la variación en el compromiso del equipo y es aquí donde se abre una gran oportunidad para lograr un cambio. 

 

En esta nueva etapa es clave el rol del líder, que debe dedicar tiempo a generar cercanía con su equipo e implementar actividades específicas que contribuyan a recuperar y fortalecer vínculos, alentando espacios de comunicación, aprendizaje y crecimiento, aspectos que impactan directamente en el compromiso.

 

¿Cómo hacerlo?

Es posible que los puntos mencionados a continuación ya hayan sido implementados en algún momento para la modalidad 100% presencial o remota, pero esto no es lo importante. La diferencia está en no esperar a que las cosas sucedan de manera espontánea, sino que el líder debe tener un genuino interés, involucrarse en la planificación y ejecución intencionada de las actividades y asegurar su continuidad.

 

ACCIONES CLAVE DEL LIDER ]

// Establecer los acuerdos del equipo

Revisar los acuerdos sobre “cómo trabajamos juntos”. Cada vez que hay un cambio significativo es crucial detenerse y hacer este ejercicio. Pasar de una modalidad de trabajo a otra requiere ajustes en la manera de coordinarse. 

Revisar los acuerdos y generar los cambios necesarios ayuda a disminuir conflictos, preocupaciones y miedos que pudieran surgir, producto de la incertidumbre de esta nueva etapa.

Para el trabajo híbrido es importante además, incluir en estos acuerdos los días para encontrarse en la oficina y alentar que no sean para continuar con actividades virtuales. Incluso reservar momentos de comida o café para interactuar entre todos.

 

 

// Comunicar, comunicar, comunicar

Generar espacios para compartir información, despejar dudas, clarificar el norte hacia dónde se va y asegurarse de que todo el equipo esté en la misma línea.

Ante tanto nivel de incertidumbre, muchas veces los líderes esperan a tener más información o certeza para comunicar, generando en el equipo un aumento en la ansiedad y rumores ante la falta de información. 

Lo primero es entender qué necesitan saber los colaboradores para realizar su trabajo. No hay que suponer, sino preguntarles. Hacerlo permite que se den cuenta de lo que es relevante para desempeñar su rol, que puedan reclamarlo. 

 

// Atentar la construcción/ fortalecimiento de la relación

A nivel grupal, hacer reuniones de equipo para compartir y discutir temas de trabajo y otras en las que el objetivo sea la interacción y no la producción.

A nivel individual, agendar reuniones 1 a 1 para entender las necesidades y preocupaciones personales, conversar sobre expectativas mutuas, dar feedback y reconocimiento, hablar sobre oportunidades de desarrollo e ir abordando las distintas conversaciones que el líder debe mantener con sus colaboradores en el tiempo.

 

// Generar espacios de aprendizaje mutuo

Definir proyectos o trabajos para realizar por parejas o mini equipos que alienten el intercambio de ideas y soluciones de valor, favoreciendo a la vez, la generación de confianza entre los integrantes.

Organizar espacios de formación entre pares, por ejemplo definiendo especialistas por temática y un plan de entrenamiento o programas de mentoría a través de los cuales las personas aporten valor, recuperando los espacios de aprendizaje y de colaboración.

Concluyendo, regresar a la oficina con acciones planificadas e intencionadas contribuirá a mejorar la comunicación, el trabajo en equipo, la confianza y a ser más efectivos en situaciones que requieran múltiples interacciones ante decisiones complejas. 

El desafío para los líderes será sostener en el tiempo de manera genuina estas acciones y tener presente a los colaboradores que continúan trabajando de manera remota, asegurando su participación y mantenimiento de relaciones desde la virtualidad.

Más allá de que el trabajo sea remoto, presencial o híbrido, hemos atravesado dos años que han generado un cambio significativo en nuestras vidas y pretender trabajar como lo hacíamos hasta marzo de 2020 en cualquiera de las tres modalidades sería una utopía. Focalizar en la calidad de nuestras conversaciones y relaciones, contribuirá a mejorar el balance emocional, propio y de los colaboradores, el bienestar y por añadidura, los resultados que buscamos alcanzar.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulse el botón aceptar, para confirmar que acepta este uso. View more
Cookies settings
Aceptar
Negar
Política de Privacidad y Cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active
 

Cookies

El sitio web de AGAMA CONSULTORIA Y APRENDIZAJE SL utiliza cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, visitas a una web. Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios. Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web. El sitio web de AGAMA CONSULTORIA Y APRENDIZAJE SL utiliza cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, visitas a una web. Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.
Save settings